Los conductores profesionales sufren más estrés que la media de trabajadores de otras profesiones
PDF Imprimir E-mail

Los conductores profesionales "están expuestos a un trabajo con una exigencia física superior al conjunto medio de las profesiones", según un estudio llevado  cabo por el Instituto de Salud Carlos III. Esta misma afirmación se puede trasladar también a la carga mental de dichos conductores.

'La salud de los trabajadores del transporte por carretera' es el título de una serie de jornadas informativas que han organizado la Fundación Laboral del Transporte Transforma e Ibermutuamur. El objetivo es exponer los resultados de diferentes estudios que la Escuela Nacional de Medicina del Trabajo del Instituto de Salud Carlos III ha realizado entre los conductores profesionales y la primera se celebró la semana pasada en Madrid, donde Ibermutuamur también presentó la experiencia conseguida con los Servicios Integrales de Atención Sanitaria que realiza por todo el territorio nacional, ha informado Transforma.

Durante la jornada, que fue inaugurada por Federico Jiménez de Parga, director general de Transportes de la Comunidad de Madrid, Jerónimo Maqueda, director de la Escuela Nacional de Medicina del Trabajo del Instituto de Salud Carlos III, explicó que los resultados de un estudio realizado con trabajadores del sector del transporte de viajeros en autobús, donde se registran condiciones diferentes: los contratos son más estables, la edad media de los conductores es más alta y el riesgo de carga mental está relacionado, sobre todo, con la atención al público. También señaló que los conductores del transporte regular, en general, están menos sometidos a presiones que quienes trabajan en el discrecional.

Asimismo, destacó que los conductores, especialmente los que se dedican al transporte internacional de mercancías "están expuestos a un trabajo con una exigencia física superior al conjunto medio de las profesiones". Esta misma afirmación se puede trasladar a la carga mental "que también es superior a la media en los conductores de transporte internacional de mercancías y en los autónomos".

Maqueda indicó que, en el caso del transporte internacional de mercancías, entre los 42 y los 48 años la salud de estos profesionales se deteriora en un porcentaje mucho mayor de la media y que es una de las causas por las que muchos conductores abandonan definitivamente la profesión. En el capítulo de patologías que afectan al colectivo, al margen de las derivadas de la accidentalidad que son las más frecuentes y las que revisten mayor gravedad, prevalecen las relacionadas con la columna, las cardiopatías y el estrés emocional. Por ello, indicó es importante la organización preventiva, donde hay que comenzar por la información.

Escuela de Espalda y Unidad de Sueño

Por su parte, Miguel Ángel Lorenzo, jefe del Departamento de Mecánica de Ibermutuamur, y María Teresa González, jefa del Departamento de Programas, Proyectos y Atención Especializada de la mutua, hablaron sobre la experiencia en su Escuela de Espalda, la Unidad de Rehabilitación Cardíaca, la Unidad del Sueño y el Laboratorio de Biomecánica, unidades con impacto específico en las principales dolencias que afectan a los trabajadores de este sector.

En el caso de la Unidad del Sueño, Ibermutuamur realiza la labor de detección de los trastornos, ya que el tratamiento se realiza en los servicios públicos de salud. González explicó que el diagnóstico precoz es importante, ya que las personas con apnea tienen seis veces más posibilidades de sufrir un accidente que quien duerme con normalidad y que esta cifra se eleva a diez veces si el conductor es consumidor de alcohol, aunque sea en pequeñas cantidades.

La Unidad de Rehabilitación Cardíaca consta de un programa terapéutico que incluye el tratamiento hasta que se produce la recuperación del paciente, inculcándole hábitos de vida más saludables para que no repita la enfermedad. En el Departamento de Biomecánica atienden tanto la prevención como las enfermedades y las secuelas. Y en la Escuela de Espalda, ofrecen información para curar y prevenir estas dolencias en cursos de ocho horas o de dos horas y media si se realiza en las instalaciones de las empresas.

Al inicio de la jornada intervinieron Luis Cisnal, subdirector general de Ibermutuamur, y José Luis Pertierra, en representación de Transforma, quien recordó que esta jornada es fruto del acuerdo firmado por ambas entidades para mejorar la salud de los trabajadores del sector y ofreció algunos datos sobre la labor realizada por Transforma.

Haz clic en el siguiente enlace para acceder a la noticia a través de su fuente original, NEXOBÚS