Google se adelanta a la gripe gracias a tus clicks
PDF Imprimir E-mail

Utilizar las búsquedas en internet para comprobar la incidencia de la actividad de la gripe prácticamente en tiempo real. Algo tan sencillo, y a la vez con tanto potencial, está ya en marcha de la mano de Google, el 'doctor' de confianza al que cada vez más usuarios consultan cuando tienen un síntoma o indicio de este virus o de cualquier otra enfermedad.

Y es que la compañía ha constatado que los términos de búsqueda que se utilizan al entrar en su buscador son unos buenos indicadores de la actividad gripal. El primer paso fue comprobar la información que ofrecen las estadísticas de búsqueda de Google para, a continuación, analizar si a través de la consulta de las tendencias que allí aparecen es posible crear un modelo fiable sobre el fenómeno adaptado a la realidad.


Y ¡bingo! Realmente existe una estrecha relación entre el número de personas que realizan búsquedas relacionadas con la gripe y las que efectivamente tienen síntomas. Es obvio que no todo el mundo que hace una búsqueda tiene el virus, pero la compañía ha comprobado que sumando todas las relacionadas termina surgiendo un patrón.

Así ha surgido 'Google Flu Trends' o, en español, 'Evolución de la Gripe en Google', que consiste en hacer el recuento de la frecuencia de las consultas relacionadas para, comparándolas con los datos oficiales de seguimiento de la enfermedad, estimar en qué medida circula la gripe por diferentes países en todo el mundo.

El objetivo es intentar predecir epidemias estacionales para que los responsables y profesionales sanitarios puedan responder mejor a ellas y se reduzca el número de personas afectadas. Aunque no hay una garantía de que este método sea exacto de cara al futuro, cuenta con una serie de características que permiten que sea un complemento ideal para los sistemas oficiales: que se actualiza diariamente y que está disponible para varios países, actualmente hasta 18, incluido España.

El sistema de Google consiste, pues, en comparar las estimaciones de su modelo con los datos de los medios tradicionales de seguimiento de la gripe y, evaluando los resultados, ir actualizándolo para mejorar su efectividad. Por supuesto, protegiendo la privacidad de los usuarios, asegura la compañía, pues el sistema no identifica a usuarios individuales sino que se basa en recuentos globales anónimos. Y, ¡quién sabe! Quizá próximamente tengamos en la red el secreto para evitar epidemias gripales como la actual.

Haz clic en el siguiente enlace para acceder a la noticia completa a través de su fuente original en EsTuSanidad