¿Cómo mejorar la salud y la seguridad en el trabajo?

Hoy se celebra el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo cuyo objetivo es prevenir los accidentes laborales y enfermedades profesionales

Está claro que no todos los trabajos son iguales ni están expuestos a los mismos riesgos, pero trabajar en un espacio seguro, tranquilo, saludable y confortable es sin duda una necesidad para cualquier trabajador, independientemente del trabajo que sea. Además de ser también una obligación para las empresas y empleadores en general.

Sin embargo, la forma de trabajar no deja de cambiar, sobre todo en estos últimos años y con el impacto de las nuevas tecnologías. Hoy, 28 de abril, se celebra el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, proclamado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT). En esta fecha se busca concienciar sobre los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales así como promover el trabajo seguro, saludable y digno. El objetivo de este día es la prevención de los accidentes laborales y de las enfermedades profesionales.

La campaña para 2022 se centra en la participación y diálogo social para conseguir una cultura de seguridad y salud positiva. El lema es: «Actuar juntos para construir una cultura de seguridad y salud positiva». Se trata de mostrar al mundo la magnitud del problema y hacer ver que una cultura de la seguridad y salud en el trabajo puede ayudar a reducir considerablemente el número de muertes y lesiones en el trabajo.

Nuevos riesgos

Pero, ¿cómo ha cambiado la forma de trabajar en estos años? ¿afecta a nuestra seguridad y salud? Durante el año 2020, la siniestralidad laboral se ha visto directamente afectada por la irrupción del virus del SARS-CoV-2. La crisis derivada de la pandemia precisó la adopción de diversas restricciones laborales y sociales en España, que repercutieron sobre la población trabajadora.

El impacto de las nuevas tecnologías permite trabajar de una manera diferente con más libertad y flexibilidad.
El impacto de las nuevas tecnologías permite trabajar de una manera diferente con más libertad y flexibilidad.

Como consecuencia de este impacto, los datos que se reflejan en el último informe de accidentes de trabajo en España tienen un carácter excepcional. En 2020 se registraron 505.528 accidentes de trabajo con baja. La mayoría se produjeron durante la jornada laboral. El resto tuvieron lugar durante el trayecto del domicilio al centro de trabajo o viceversa.

El sector de actividad con mayor índice de incidencia fue el de la construcción superando en más del doble la media de los índices sectoriales.

Según estimaciones publicadas por la Organización Internacional de Trabajo (OIT), 2.78 millones de trabajadores mueren cada año en accidentes de trabajo y, de estos, 2.4 millones están relacionados con enfermedades.

A pesar de estos datos, se puede decir que se ha avanzado bastante ya que en el siglo pasado la seguridad y salud en el trabajo era la última de las preocupaciones. Ahora, la utilización de las nuevas tecnologías en el trabajo puede generar desde nuevos riesgos físicos (como problemas ergonómicos o desgaste visual) hasta nuevos riesgos psicosociales o a nivel cognitivo. Por ello, hay que seguir adoptando las medidas que correspondan, para conseguir trabajos de calidad, saludables, seguros y dignos.

Por otro lado, también hay que destacar que las nuevas tecnologías están contribuyendo a reducir el estrés laboral al permitirnos trabajar de una manera diferente con más libertad y flexibilidad, y facilitando una comunicación más eficiente y fluida. En este sentido, el teletrabajo se presenta como una solución efectiva para conciliar la vida laboral y personal.

Fuente INFORMACIÓN